Blogia
Un soplo de brisa fresca

TU NO LO SABES

TU NO LO SABES


Espero cada día,
henchida de impaciencia
por mirarte a los ojos
y no hallar un adiós,
-aquel adiós antiguo-
precursor del olvido.

Aguardo tu regreso,
con esa mansedumbre
que propician los días
de nieblas y de ausencia,
oculta tras la máscara
-de sonrisa enigmática-.
que tu tan bien conoces,

Espero dulcemente.
Aquella, tu ternura,
perdura en la memoria.
Y me duelen los besos
ahogados en mis labios

Espero que tu sepas
que te estoy esperando.
Que aguardo cualquier signo,
ademán o detalle,
que me indique que aun
hay sueños que trascienden
nuestra fría distancia.

Espero todavía,
y de tanto esperarte
se me llega el invierno,
a cuajarme las venas,
y entretanto, he escuchado
que el viento de Levante
suspiraba tu nombre.

Hoy te espero valiente,
- aunque ayer me inquietases -
El alma está dispuesta
a remontar tormentas,
a retar a la vida,
y salir a la calle
a gritar que te quiero,

a pintarlo en el aire,
a gritarlo a la lluvia
o a la aurora brillante.
A decirlo al oído a la brisa, y al aire
cuando llegue, curioso, al final de la tarde.
.
Así todos sabrán
que te sigo queriendo,
solo tú no lo sabes.

Sofía Barral

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres