Blogia
Un soplo de brisa fresca

POR SAN JORDI, UN LIBRO Y UNA ROSA

POR SAN JORDI, UN LIBRO Y UNA ROSA

23 de Abril de 2010, Día Internacional del Libro. Como cada año se celebraran actos en toda la geografía española con la intención de promover la lectura y también la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

En Cataluña hacen coincidir esta festividad con el día de San Jordi, y los chicos acostumbran a regalar una rosa y un libro a las chicas, mientras que ellas les regalan un libro.

En cualquier lugar donde os encontreis, hoy y siempre, un libro es siempre un buen compañero y amigo. Y ahora, como homenaje a todos los libros que algún día nos emocionaron, os dejo un pequeño fragmento de uno de los que nunca pasan de moda:

"Era una vez un principito que habitaba un planeta apenas más grande que él y que tenía necesidad de un amigo…" Para aquellos que comprenden la vida, esto hubiera parecido más real.

Porque no me gusta que mi libro sea tomado a la ligera. Siento tanta pena al contar estos recuerdos. Hace ya seis años que mi amigo se fue con su cordero. Y si intento describirlo aquí es sólo con el fin de no olvidarlo. Es muy triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo. Y yo puedo llegar a ser como las personas mayores, que sólo se interesan por las cifras. Para evitar esto he comprado una caja de lápices de colores. ¡Es muy duro, a mi edad, ponerse a aprender a dibujar, cuando en toda la vida no se ha hecho otra tentativa que la de una boa abierta y una boa cerrada a la edad de seis años! Ciertamente que yo trataré de hacer retratos lo más parecido posibles, pero no estoy muy seguro de lograrlo. Uno saldrá bien y otro no tiene parecido alguno. En las proporciones me equivoco también un poco. Aquí el principito es demasiado grande y allá es demasiado pequeño. Dudo también sobre el color de su traje. Titubeo sobre esto y lo otro y unas veces sale bien y otras mal. Es posible, en fin, que me equivoque sobre ciertos detalles muy importantes. Pero habrá que perdonármelo ya que mi amigo no me daba nunca muchas explicaciones. Me creía semejante a sí mismo y yo, desgraciadamente, no sé ver un cordero a través de una caja. Es posible que yo sea un poco como las personas mayores. He debido envejecer. (Antoine de Saint-Exupéry)

¡Feliz San Jordi amig@s!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres