Blogia
Un soplo de brisa fresca

DECIR TE QUIERO

DECIR TE QUIERO

Decir te quiero, a veces
es tan solo una frase vacía
cuyo único sustento
es saldar el sufrimiento;
henchir las oquedades del alma.
Un “te quiero”, puede ser todo o nada.
Un amor sin medida, o tan solo
una indemnización sentimental
para quien acogió
los restos de un naufragio.
Así, decir te quiero se convierte
en perverso, si se conjuga
con impudicia, rasgando el velo
de los más íntimos anhelos,
o estafando ilusiones ajenas.
Decir te quiero, en ocasiones
nos eleva hasta alturas imposibles
o nos deja caer, hundiéndonos
en un abismo de desesperanza.

Sofía B. (brissa)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres