Blogia
Un soplo de brisa fresca

¡AY, TRISTE PARADOJA!

¡AY, TRISTE PARADOJA!

La noche conspiró,

y al unísono conspiraron

curiosidad y tedio,

y alguna pincelada de misterio

captó nuestra atención.

¿Qué saeta de fuego

atravesó los corazones

con la magia de los sueños?

Acaso fué el embrujo

de las noches de abril

envueltas en secreto,

henchidas de pasión

o quizás el azar;

tu dulzura sin rostro,

o la brisa apacible

que envolvió tu presencia.

Yo te esperaba en mi ventana.

Tú te colabas travieso,

como un chiquillo...

Yo te quería mío;

tu esquivabas mis afanes,

y me robabas la ternura

de tu nombre.

La noche me burló.

Fué a veces clara,

y otras muchas fría y oscura.

¡Ay triste paradoja...!

 

Brissa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Gaviota -

Preciosos versos. ¡¡¡Felicidades...!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres