Blogia
Un soplo de brisa fresca

EL PUENTE

EL PUENTE

Soy vigía asentada en este puente,
tendido entre las dos riberas,
ocultas a mis ojos por la niebla
allá donde se pierden las orillas.
En vano, intento cada día
alcanzar con la vista tierra firme,
en la que hallar seguridad.
Vuela la imaginación
hasta lugares cercanos
y a la vez inalcanzables,
ávida de respuestas
al ansia que la atormenta,
y regresa sin una sola imagen.
Aquí dónde el ruido no importuna,
ni hay visión que conmueva,
vivo ignorante de mi destino.
Nada da sentido a este velar perpetuo.
¿Dónde ir?, ¿a dónde dirigir mis pasos?
Tras la niebla, tal vez sea el vacío,
y viva yo guardiana del puente
que une las dos mitades de la nada…

Brissa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres