Blogia
Un soplo de brisa fresca

EL DOLOR

EL DOLOR

El dolor, en ocasiones
se vuelve tan profundo
que cuesta respirar, y sobre todo
entender porqué se sigue respirando.
Entonces, nos aferramos
a las cosas más impensables,
únicamente buscando el aire
que nos sostenga en pie.

Cuando esto ocurre,
parece lo propicio
huir hacia delante,
aunque al final
debamos retornar
a los viejos cuarteles,
a recobrar las fuerzas
y seguir avanzando.
Seguir marchando,
aunque el dolor siga ahí,
aunque nunca dé tregua.

Sofía B. (brissa)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres