Blogia
Un soplo de brisa fresca

TE QUIERO

TE QUIERO

- ¡Yo bien sé que tú me quieres;

qué tus ojos no me engañan;!

tan solo se mira así

si el alma está enamorada.

 

Ella nada respondió,

pero le invadió el temor

a ser de nuevo burlada.

Llena de desasosiego,

sin cruzar una palabra,

le acarició dulcemente

con la última mirada.

 

Dos lágrimas de cristal

de sus ojos se escapaban.

Entre sus labios, prendidas,

dos palabras secuestradas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres