Blogia

Un soplo de brisa fresca

TE HE DE AMAR COMO NINGUNA

TE HE DE AMAR COMO NINGUNA

Llamaste un día a mi puerta

a pluma desenvainada,

y fue tu pluma palabra,

y tu palabra la espada

que atravesó mis sentidos.

Fuiste luz y sombra oscura;

hubo tiempos de hambre y frío

y cuando el frío arreciaba

yo buscaba tu palabra,

para que fuese mi guía

y el manto que me abrigara.

Y fue transcurriendo el tiempo..

La soledad y la pena

abatieron la esperanza.

Más, sin embargo en las noches

en que me alumbra la luna,

me devora la añoranza,

y huérfana de tu verbo

al viento lanzo mi empeño:

“te he de amar, como ninguna.”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

BAÍLAME

BAÍLAME

http://www.youtube.com/watch?v=UWCmubP5h9c

Báilame este tango, amigo.

Nada más he de pedirte

si al fin aceptas bailarlo.

Solo llégate a mis brazos,

que yo en ellos te recibo.

Y náufragos, aliados,

giraremos enlazados

entre rebeldía y ansia,

ojos en ojos clavados.

Ausentes en la distancia

de muros de espacio o tiempo,

recrearemos el momento

vistiéndolo de infinito.

Cíñete a mí, y despacito,

en pícaro movimiento,

deja que beba tu aliento

en la distancia, y el velo

que propicia nuestro anhelo

preservemos, y que el cielo

descienda hasta nuestras manos

enlazadas, y partiendo

de esta locura salvaje,

ya ligeros de equipaje,

rindámonos a la danza,

y que el fuego nos dé alcance.

 

¡Baila conmigo este tango,

que aún me debes un baile.!

¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2013!!

¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2013!!

SI PASAS POR ESTE BLOG EN ESTAS FECHAS, TE DESEO FELICIDAD Y VENTURA, Y TE DEJO EL ENLACE A UNA HERMOSA CANCIÓN DE NAVIDAD.

http://www.youtube.com/watch?v=_wY2HgxvJoE

ALAS AZULES

ALAS AZULES

Quién supiera pintar, ágil el trazo,
con el pincel de eternizar instantes.
Hoy retorna el otoño. Entre hojas secas,
el encrespado viento va arrastrando
las estrofas que ayer escribimos.

Quién pudiera guardar en los bolsillos
las horas que dudamos haber vivido.
Los suspiros de fuego.
Quién pudiera mudar los zapatos
por alas azules.

Azules, sí, pues solo ellas
conocen de las sendas,
más allá de las pálidas nubes
donde se ocultan pena y olvido,
y nos transportan a espacios mágicos.

Alas azules, que nos trasladen
a los lugares de nuestro ensueño.
Que nos acunen en el vuelo,
hasta depositarnos dulcemente
en algún nido, donde sobrevivir.

Brissa

DE POETA A POETA (Poema de Jesús Munarriz)

DE POETA A POETA (Poema de Jesús Munarriz)

Sabes -y sueles- hacer el amor

como el poeta construye sus versos:

con acordada mezcla

de pasión y sistema

(y no digo artificio),

de música, entusiasmo,

intuición y saber.

Precisas emociones

las transformas en ritmo

y melodiosa fantasía

enriquece tus gestos;

sabrosa perversión

los enloquece.

Cuando estás inspirada, que es bastante a menudo,

me transportas a límites nunca antes alcanzados.

De poeta a poeta:

enhorabuena.

¿Cómo podría hacerme

con tus obras completas?

 

"Esos tus ojos" 1981

MEMORIAS DE ÁFRICA

MEMORIAS DE ÁFRICA

(A Karen Blixen)


Yo tenía una granja en África.
Mi corazón era esclavo
del embrujo del alba
y el fuego del ocaso,
sobre las colinas Ngong,
se instalaba en mi alma
con cada atardecer.

Mimetizada
con la estepa keniata,
entre acacias, soñaba
sintiendo la armonía
que se adueña del espíritu,
con cada ocaso amarillo-naranja.

Convivieron en mi
los sueños y las normas.
La férrea voluntad,
junto con la debilidad de ser mujer
en un mundo diferente.

Contadora de cuentos,
-moderna Sherezade para Denis-,
fuí narradora de historias vivas,
memorias de una eterna aventura.

Atrás quedaron granja y amor.
Él, al pie de una terraza nivelada,
en la que dos leones otean el horizonte
y guardan su descanso.

Ahora, mi corazón
regresa cada noche al vuelo,
a visitar las colinas Ngong
en el crepúsculo, para narrar
nuevos relatos para Denis.

brissa

Poemas de Julia Prilutzky Farny

Poemas de Julia Prilutzky Farny

(Gracias a todas y todos los que compartís este blog y le dais vida)

 

Como decir de pronto:

 Tómame entre las manos,

 no me dejes caer. Te necesito:

 acepta este milagro.

 Tenemos que aprender a no asombrarnos

 de habernos encontrado,

 de que la vida pueda estar de pronto

 en el silencio o la mirada.

 Tenemos que aprender a ser felices,

 a no extrañarnos

 de tener algo nuestro.

 Tenemos que aprender a no temernos

 y a no asustarnos,

 y a estar seguros.

 Y a no causarnos daño.

 Julia Prilutzky Farny

 

*** 

Voy hacia ti como una rosa viva

deshojada en distancias y en esperas.

No lo sabes aún. Y no aceleras

el encuentro en la hora decisiva.

Voy hacia ti con precisión altiva.

Y antes que yo - oscuras mensajeras

del porvenir - las grises hilanderas

van tejiendo la trama fugitiva.

Estás en mí. Y no eres el culpable:

Algo de tu presencia indescifrable

me dilata en las venas el latido.

Y se estira en mi piel con grave alarde.

Mis pájaros se alargan en la tarde

y todo es tan perfecto, que ya ha sido.

 

Julia Prilutzky Farny

ES OLVIDO (Nicanor Parra)

ES OLVIDO  (Nicanor Parra)

Juro que no recuerdo ni su nombre, 
mas moriré llamándola María, 
no por simple capricho de poeta: 
por su aspecto de plaza de provincia. 
¡Tiempos aquellos!, yo un espantapájaros, 
ella una joven pálida y sombría. 
Al volver una tarde del Liceo 
supe de la su muerte inmerecida, 
nueva que me causó tal desengaño 
que derramé una lágrima al oírla. 
Una lágrima, sí, ¡quién lo creyera!, 
y eso que soy persona de energía. 
Si he de conceder crédito a lo dicho 
por la gente que trajo la noticia 
debo creer, sin vacilar un punto, 
que murió con mi nombre en las pupilas, 
hecho que me sorprende, porque nunca 
fue para mí otra cosa que una amiga. 
Nunca tuve con ella más que simples 
relaciones de estricta cortesía, 
nada más que palabras y palabras 
y una que otra mención de golondrinas. 
La conocí en mi pueblo (de mi pueblo 
sólo queda un puñado de cenizas), 
pero jamás vi en ella otro destino 
que el de una joven triste y pensativa. 
Tanto fue así que hasta llegué a tratarla 
con el celeste nombre de María, 
circunstancia que prueba claramente 
la exactitud central de mi doctrina. 
Puede ser que una vez la haya besado,
¡quién es el que no besa a sus amigas!, 
pero tened presente que lo hice 
sin darme cuenta bien de lo que hacía. 
No negaré, eso sí, que me gustaba 
su inmaterial y vaga compañía 
que era como el espíritu sereno 
que a las flores domésticas anima. 
Yo no puedo ocultar de ningún modo 
la importancia que tuvo su sonrisa 
ni desvirtuar el favorable influjo 
que hasta en las mismas piedras ejercía. 
Agreguemos, aún, que de la noche 
fueron sus ojos fuente fidedigna. 
Mas, a pesar de todo, es necesario 
que comprendan que yo no la quería 
sino con ese vago sentimiento 
con que a un pariente enfermo se designa. 
Sin embargo sucede, sin embargo, 
lo que a esta fecha aún me maravilla, 
ese inaudito y singular ejemplo 
de morir con mi nombre en las pupilas, 
ella, múltiple rosa inmaculada, 
ella que era una lámpara legítima. 
Tiene razón, mucha razón, la gente 
que se pasa quejando noche y día 
de que el mundo traidor en que vivimos 
vale menos que rueda detenida: 
mucho más honorable es una tumba, 
vale más una hoja enmohecida, 
nada es verdad, aquí nada perdura, 
ni el color del cristal con que se mira.

Hoy es un día azul de primavera, 
creo que moriré de poesía, 
de esa famosa joven melancólica 
no recuerdo ni el nombre que tenía. 
Sólo sé que pasó por este mundo
como una paloma fugitiva:
la olvidé sin quererlo, lentamente,
como todas las cosas de la vida.

Nicanor Parra

CONFESIONES

CONFESIONES

A mis cincuenta y tantos
he aprendido al fin
que cantidad y calidad
no tienen porqué estar reñidas.

He dejado de correr tras el amor
porque el amor llega solo,
calládamente, para quedarse
aunque no sea para siempre.

He hallado en la amistad
el más valioso de los tesoros,
porque es el único manantial
que fluye eternamente.

Ahora, me perdono una caída
y hasta cien,siempre que esté dispuesta
a levantarme, sacudir el polvo
y seguir caminando.

Se que cualquiera
que llegue a mi vida
y no lo haga para iluminarla
es alguien prescindible.

Creo en Dios, y si no existe
habrá que inventarlo,
solo por conocer la inmensa paz
que siente el corazón, cuando se eleva
en oración al universo.

Aún sigo acumulando sabiduría,
y me quiero más que siempre
y me tolero más que nunca,
a mis cincuenta y tantos.

brissa

Dónde habite el olvido (Luis Cernuda)

Dónde habite el olvido (Luis Cernuda)

 

Donde habite el olvido, 
En los vastos jardines sin aurora; 
Donde yo sólo sea 
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas 
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios. 

Donde mi nombre deje 
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos, 
Donde el deseo no exista. 

En esa gran región donde el amor, ángel terrible, 
No esconda como acero 
En mi pecho su ala, 
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento. 

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya, 
Sometiendo a otra vida su vida, 
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente. 

Donde penas y dichas no sean más que nombres, 
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo; 
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo, 
Disuelto en niebla, ausencia, 
Ausencia leve como carne de niño. 

Allá, allá lejos; 
Donde habite el olvido.

 

LUIS CERNUDA

Poemas de Azarias

Poemas de Azarias

Fotografía: A. Abal

 

Preso de algún sortilegio

absorto pienso en su altar

cometiendo un sacrilegio,

cuando sale a recitar,

de su pasión.... el arpegio

 

En el atril de la plaza,

susurra Brissa a los vientos,

cuando en la Patena traza

por fados sus sentimientos,

desnudando su coraza.

 

En el valle de la ermita,

de Hércules la fuerza tienes,

cuando la noche recita,

y a robarme el alma vienes

esculpida de Afrodita.

 

La esquila de la Copona,

rasga de la noche el manto,

cuando su rosario entona,

de flor, de fuego y de llanto,

recitando... Una Ladrona.

 

Te doy...

Mis montes de sal, mi risa,

mi viejo estoque torero,

el pendón con mi divisa,

las goteras del sombrero,

la seda de mi camisa,

mi perfume en el mechero,

mi mal genio, mi sonrisa,

la sangre te doy de mi tintero,

todo a cambio... De tu Brisa.

 

(Azarias)

 

 

 

La vida en cada letra da la tiza,

inmola en el tablero su fortuna,

creando con sus huesos una duna

su polvo en el escombro finaliza.

 

Náufraga de Monet, en la ceniza

estéril de un océano sin luna,

el balandro de amor que en nuestra cuna

apenas sin nacer hoy agoniza.

 

Quizás en algún libro estaba escrito

este pozo de sal, esta fatiga

que quitarme del alma necesito.

 

Este puñal de escarcha en la barriga,

es el precio a pagar por el delito

de soñar con el sueño de una amiga.

 

(Azarias)

 

                                Miles de gracias.......:)*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

SI TU ME OLVIDAS (Pablo Neruda)

SI TU ME OLVIDAS (Pablo Neruda)

 

 

Quiero que sepas una cosa

Tú sabes cómo es esto:

 

Si miro

la luna de cristal, la rama roja

del lento otoño en mi ventana.

 

Si toco

junto al fuego

la impalpable ceniza

o el arrugado cuerpo de la leña,

todo me lleva a ti,

como si todo lo que existe,

aromas, luz, metales,

fueran pequeños barcos que navegan

hacia las islas tuyas que me aguardan.

 

Ahora bien,

si poco a poco dejas de quererme

dejaré de quererte poco a poco.

 

Si de pronto

me olvidas

no me busques,

que ya te habré olvidado.

 

Si consideras largo y loco

el viento de banderas

que pasa por mi vida

y te decides

a dejarme a la orilla

del corazón en que tengo raíces,

piensa

que en ese día,

a esa hora

levantaré los brazos

y saldrán mis raíces

a buscar otra tierra.

 

Pero

si cada día,

cada hora

sientes que a mí estás destinada

con dulzura implacable.

 

Si cada día sube

una flor a tus labios a buscarme,

ay amor mío, ay mío,

en mí todo ese fuego se repite,

en mí nada se apaga ni se olvida,

mi amor se nutre de tu amor, amada,

y mientras vivas estará en tus brazos

sin salir de los míos.

 

Pablo Neruda

Poemas de José Antonio Barros

Poemas de José Antonio Barros

Fotografía: A. Abal

 

Si labios, que me besan con empeño
de sofocar la pena que hoy arrastro,
yo beso por besar con la esperanza
de recordar el júbilo vivido;
entonces, esa boca y esos labios
habrán cumplido así su cometido.

Si manos, que me quieren dar la muerte
se acercan sigilosas en tu abrazo,
aprieto por querer morir queriendo;
prefiero no vivir eternamente,
pues dulce es el morir en las caricias
de un cínico susurro de tu entraña.

José Antonio Barros (bunbu)

 

Cuando respiro el aire
está tu aroma,
y se me asoma
recuerdo vago.
¿Cómo olvidar tu nombre
si sigue vivo?
¿Cómo lo esquivo?
¿Cómo lo hago?

Escribiré un poema
con tu recuerdo,
mas no me acuerdo
de tu sonrisa.
Me inventaré tus labios
como estandarte
para olvidarte,
pero sin prisa.

Y por mi pecho cruza
la primavera
con su primera
contradicción.
¿Eternidad u olvido?
¡Quién se aclarase!
Y así calmase
mi corazón.

José Antonio Barros (bunbu)

 

Gracias amigo....

EL POETA ES UN FINGIDOR (Fernando Pessoa)

EL POETA ES UN FINGIDOR (Fernando Pessoa)

O poeta é um fingidor

O poeta é um fingidor.
Finge tão completamente
Que chega a fingir que é dor
A dor que deveras sente.

E os que lêem o que escreve,
Na dor lida sentem bem,
Não as duas que ele teve,
Mas só a que eles não têm.

E assim nas calhas de roda
Gira, a entreter a razão,
Esse comboio de corda
Que se chama coração.

 

El poeta es un fingidor

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que de veras siente.

Y quienes leen lo que escribe,
Sienten, en el dolor leído,
No los dos que el poeta vive
Sino aquél que no han tenido.

Y así va por su camino,
Distrayendo a la razón,
Ese tren sin real destino
Que se llama corazón.

Fernando Pessoa

MI PLUMA Y MIS SUEÑOS

MI PLUMA Y MIS SUEÑOS

Fotografía: R. Gómez

 

Me he encontrado de pronto

condenada al silencio,

y es así que recelo

de cual sea el futuro

que presente mi empeño.

Él se ha ido, lo sé.

Hace tiempo que siento

su abandono en la piel.

Se ha mudado hace tiempo.

Y yo a solas, aquí,

con esta lejanía

forjada en el destierro,

de aquel que es expulsado

del edén del querer,

y enviado al purgatorio

del benévolo afecto.

Él recorre otras sendas

y transporta otros verbos.

Ya su voz se ha perdido.

Desnuda de sus versos

dormiré mi sentir,

apagaré el deseo,

y habré de apaciguar

cualquier desasosiego.

A la par, mudarán hoy

mi pluma y mis sueños.

 

Brissa

Poesía de Meira Delmar

Poesía de Meira Delmar

 

Soledad 
(Del libro Alba de olvido) 

Nada igual a esta dicha 
de sentirme tan sola 
en mitad de la tarde 
y en mitad del trigal; 
bajo el cielo de estío, 
y en los brazos del viento, 
soy una espiga más. 

Nada tengo en el alma. 
Ni una pena pequeña, 
ni un recuerdo lejano 
que me hiciera soñar... 
Sólo tengo esta dicha 
de estar sola en la tarde 
¡con la tarde no más! 

Un silencio muy largo 
va cayendo en el trigo, 
porque ya el sol se aleja 
y ya el viento se va; 
¡quién me diera por siempre 
esta dicha indecible 
de ser, sola y serena, 
un milagro de paz! 

Soneto en vano 
(Del libro Reencuentro) 

¿A dónde iré que no me alcance el vuelo 
de tu mirada que en azor se muda, 
y la noche de sueños me desnuda 
con el brillo quemante del desvelo? 

¿En qué sitio del aire, el mar, el cielo, 
encontrará mi corazón ayuda, 
la clara mano que mi mal acuda 
y en dulcedumbre me convierta el duelo? 

La frente pensativa me rodeas 
de lejanas memorias. Me recreas 
los rostros del amor enceguecido. 

Y es inútil que huya de tu acecho 
si te oigo vivir dentro del pecho 
con la vida sin muerte del olvido. 

¡AY, TRISTE PARADOJA!

¡AY, TRISTE PARADOJA!

La noche conspiró,

y al unísono conspiraron

curiosidad y tedio,

y alguna pincelada de misterio

captó nuestra atención.

¿Qué saeta de fuego

atravesó los corazones

con la magia de los sueños?

Acaso fué el embrujo

de las noches de abril

envueltas en secreto,

henchidas de pasión

o quizás el azar;

tu dulzura sin rostro,

o la brisa apacible

que envolvió tu presencia.

Yo te esperaba en mi ventana.

Tú te colabas travieso,

como un chiquillo...

Yo te quería mío;

tu esquivabas mis afanes,

y me robabas la ternura

de tu nombre.

La noche me burló.

Fué a veces clara,

y otras muchas fría y oscura.

¡Ay triste paradoja...!

 

Brissa

ELEGÍA PARA MÍ Y PARA TÍ (José Ángel Buesa)

ELEGÍA PARA MÍ Y PARA TÍ  (José Ángel Buesa)

Fotografía: Arturo Abal 

 

Yo seguiré soñando mientras pasa la vida,
y tú te irás borrando lentamente de mi sueño.
Un año y otro año caerán como hojas secas
de las ramas del árbol milenario del tiempo,
y tu sonrisa, llena de claridad de aurora,
se alejará en la sombra creciente del recuerdo.

Yo seguiré soñando mientras pasa la vida,
y quizá, poco a poco, dejaré de hacer versos,
bajo el vulgar agobio de la rutina diaria,
de las desilusiones y los aburrimientos.
Tú, que nunca soñaste mas que cosas posibles,
dejarás, poco a poco, de mirarte al espejo.

Acaso nos veremos un día, casualmente,
al cruzar una calle, y nos saludaremos.
Yo pensaré quizá: "Qué linda es todavía."
Tú quizá pensarás: "Se está poniendo viejo"
Tú irás sola, o con otro. Yo iré solo o con otra.
o tú irás con un hijo que debiera ser nuestro.

Y seguirá muriendo la vida, año tras año,
igual que un río oscuro que corre hacia el silencio.
Un amigo, algún día, me dirá que te ha visto,
o una canción de entonces me traerá tu recuerdo.
Y en estas noches tristes de quietud y de estrellas,
pensaré en ti un instante, pero cada vez menos....

Y pasará la vida. Yo seguiré soñando;
pero ya no habrá un nombre de mujer en mi sueño.
Yo ya te habré olvidado definitivamente
y sobre mis rodillas retozarán mis nietos.
(Y quizá, para entonces, al cruzar una calle,
nos vimos frente a frente, ya sin reconocernos.

Y una tarde de sol me cubrirán de tierra,
las manos para siempre cruzadas sobre el pecho.
Tú, con los ojos tristes y los cabellos blancos,
te pasarás las horas bostezando y tejiendo.
Y cada primavera renacerán las rosas,
aunque ya tú estés vieja, y aunque yo me haya muerto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Los dias pasan sin apenas darnos cuenta....

Los dias pasan sin apenas darnos cuenta....

Fotografía: Arturo Abal

 

(Basado en el texto de William Inge)

 

Los días pasan,

sin apenas darnos cuenta.

y nos van dejando ese poso,

como el del vino,

(entre suave y picante,

dulce y nostálgico,)

macerando recuerdos,

destilando ideas,

deshaciendo olvidos...

 

Y ahora que ya se fueron

las madrugadas oscuras

y los atardeceres fríos,

ahora que alargan los días

y que se aliviaron las cargas,

ahora con el estío,

llega también la ausencia.

 

Ahora que en mi copa rebosa

aun fresco, el aroma del tiempo

que trago a trago,

fuimos bebiendo a cada paso.

 

Y aunque nada queda,

nada se perdió,

queda la esencia,

dulce, llena de ternuras,

y el revoloteo de las mariposas

que a tu lado surgieron.

 

..." Y aunque nada pueda devolver

los días del esplendor en la hierba...

de la belleza en las flores,

no debemos afligirnos...

la belleza pervive en el recuerdo..."

 

Ahora releamos nuestros poemas

dejemos suavemente girar la noria,

y que siga su curso el río, que verso a verso

formó el caudal de nuestra memoria.

 

Y ojalá que un día cualquiera

volvamos a encontrarnos de nuevo,

a rescatar lo que ha quedado atrás.

La complicidad de tantos días

una charla llena de ternura,

la belleza quieta de las respuestas,

tus silencios, nuestra locura.

 

Pero no, nosotros no, nosotros

no nos digamos adioses tristes

ni nos demos bienvenidas radiantes.

Seamos solo juntos, estemos solo quietos,

quedémonos para siempre,

....aunque no nos tengamos nunca...

HORAS DE AMOR

HORAS DE AMOR

http://www.youtube.com/watch?v=DDLhhrMWX5o


 

¿Te acuerdas? Quise, con impulso leve,

sobre tu pecho colocar mi oído

y escuchar el dulcísimo latido

con que tu blando corazón se mueve.

 

Prendí en mis brazos tu cintura breve

Y hundí mi rostro en el caliente nido

de tu seno, que es mármol encendido,

carne de flores y abrasada nieve.

 

¡Con que prisa y qué fuerza palpitaba

tu enamorado corazón! Pugnaba

tu talle, en tanto, más, con ansia loca,

 

bajo la nieve el corazón latía,

y, en tu gallarda rebelión, quería

saltar del pecho por besar mi boca....

(Ricardo León)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres